Noticias

¿Cuál es la diferencia entre adiestramiento y educación canina?

Publicado por Mascotas Online on January 29, 2018
Mascotas Online
Find me on:

preview-educacion.png

 

A la hora de tener un perro, como amos, una de las cosas que más nos preocupan es que el can tenga un buen comportamiento. Un perro educado nos permitirá disfrutar más de su compañía, pues no tendremos ningún problema en llevarlo a cualquier parte, incorporándolo fácilmente a nuestra vida diaria.

Sin embargo, a la hora de enfrentarnos a la educación del animal, muchos nos lanzamos a internet a buscar profesionales que puedan ayudarnos, entonces, surge la primera duda: ¿Qué diferencia existe entre un educador y un adiestrador canino?

Educación Canina 
Hablamos de este término para referirnos a la utilización de métodos, técnicas y sistemas de aprendizaje, que tienen como objetivo enseñar al perro a:
- Convivir de forma ordenada y correcta con el grupo social  al que pertenece (formado por otros perros, personas y/u otros animales)
- Relacionarse adecuadamente con todos los estímulos del entorno (personas, animales, objetos, olores, sonidos, etc.).
- La educación está dirigida a lograr que un perro obedezca las órdenes básicas de su guía o amo, pero implica mucho más que la mera obediencia. También tiene que ver con saber cómo enseñar a un perro a gestionar sus emociones ante situaciones diversas.

En resumen educar a nuestro perro sirve para conseguir el equilibrio perfecto entre sus necesidades y las del amo, asegurando el bienestar de ambos. 
Para lograr una buena educación canina, la persona o guía tendrá que esforzarse para aprender a comunicarse correctamente con su perro y, sobre todo, por entender cuáles son sus necesidades en cada momento.

Cuando hablamos de educación canina, es tan importante el perro como la persona, pues sin respeto y comprensión mutua, no hay educación posible.

Por otro lado, conocer las bases del lenguaje canino es fundamental para lograr una relación de cooperación con nuestro perro. Un perro que no quiere colaborar con su guía o propietario suele ser un perro que no atiende a las órdenes, un perro de esos que llamamos “mal educado”.

Adiestramiento Canino 
Por otro lado, cuando hablamos de adiestramiento, nos referimos al entrenamiento necesario para enseñar a un perro ejercicios o habilidades concretas. 
Muchos de estos ejercicios son aplicables en la vida cotidiana, como por ejemplo:
-Pasear sin tirar de la correa
-Traer un juguete
-Atender a la llamada

Por lo tanto, el adiestramiento canino se solapa con la educación. Otros ejercicios se enmarcan en contextos de trabajo o deporte más complejos como: 
-La detección de explosivos
-Búsqueda de personas
-Agility

Adiestrar a un perro es entrenarlo para que sea capaz de realizar ejercicios o habilidades concretas.
Si hacemos caso al diccionario, adiestrar es hacer diestro, enseñar o instruir a alguien para que haga algo. En el caso del adiestramiento o entrenamiento canino, el guía o adiestrador propone un objetivo y se esfuerza para enseñar al perro a alcanzarlo.
En definitiva, aunque para el adiestramiento es fundamental que exista una buena base en cuanto a la educación del animal, no podemos usar los dos términos indistintamente. En la educación canina, el perro es el que aprende a distinguir cómo tiene que hacer las cosas y acaba corrigiendo los errores por propia voluntad.

Un perro educado acaba siendo capaz de pensar por sí mismo y auto controlarse, mientras que en el caso de los perros adiestrados obedecen sin saber por qué lo hacen.

Topics: Perros, Comportamiento