Noticias

Cuidados de la gata después del parto

Publicado por Mascotas Online on February 05, 2018
Mascotas Online
Find me on:

preview-parto.png

 

Cuando a nuestra gatita le queda poco tiempo para parir sus crías, lo primero que debemos tener en cuenta es que ella, por instinto, está completamente capacitada para atender las necesidades de su camada, pues sabrá cómo y cuándo alimentarlos, cómo bañarlos y cómo darles el calor que requieren. En este ámbito podemos estar tranquilos, ahora nuestro trabajo solo será hacerle estas tareas más sencillas y brindarle comodidades en este momento de su vida.

 



Entonces ¿Qué debemos hacer?

- Doce horas después del parto, tu gata debe ser examinada por un Médico Veterinario, quien determinará a través de un examen físico general el estado de su útero y buen estado después del parto.
- Deberás tomar la temperatura de tu gata al menos una vez al día y durante toda la primera semana después de haber parido, pues cualquier subida brusca de temperatura (por encima de 40 grados) podría indicar la presencia de una infección tras el parto.


- En cuanto a la alimentación, al igual que ocurre con los seres humanos, la ingesta de calorías mientras se está amamantando a los gatitos se debe incrementar notoriamente. De hecho, los Médicos Veterinarios recomiendan que la ingesta de calorías de una gata recién parida supere en un 300% la ingesta de calorías diarias que consume un gato normal. A partir de la segunda semana después del parto, una gata debe comer tres veces al día.


- El flujo vaginal de la gata también debe inspeccionarse durante los diez primeros días tras haber dado a luz. En principio, es normal que la gata expulse gran cantidad de flujo teñido de sangre, sin embargo, si esta descarga de flujo huele mal o dura más de diez días, es conveniente llevar a nuestra gata al Médico veterinario para que le realice una exploración más exhaustiva.


- Mientras dura la lactancia, comprueba el estado de los pezones de la gata, pues puede desarrollar una mastitis. Esta se manifiesta como pezones rojos e hinchados, producto de una infección. Si notas algo fuera de lo común, deberá revisarla un profesional.


- Evita en lo posible tomar a los gatitos e incluso acariciarlos, pues esto irrita a la gata y desata sus celos. Además, puedes contaminarlos con gérmenes, así que si vas a tomarlos lava tus manos muy bien antes de hacerlo. Si tienes niños en casa, no dejes que los tomen hasta las 10 semanas, pues las crías son muy frágiles y los niños podrían lastimarlas accidentalmente.

Con estos sencillos consejos la crianza de la camada de gatitos será muy sencilla. Cuando tengan la edad suficiente y si estás pensando en darlos en adopción, recuerda buscar hogares amorosos y responsables.

Topics: Cuidado, Salud, gatos