Noticias

La salud dental de tu perro

Publicado por Mascotas Online on July 12, 2017
Mascotas Online
Find me on:

12-07-rcambiardientesFB1.pngLa dentadura de nuestros perros, al igual que en el humano, es un punto muy sensible a tomar en cuenta.

La dentadura del perro: Cualquiera que sea la raza del perro, salvo contadas excepciones, esta especie zoológica tiene una serie de rasgos morfológicos, psíquicos y fisiológicos que la caracterizan e identifican de otras próximas y parecidas. En la mayoría de los perros llama poderosamente la atención el aspecto potente y sólido de las piezas dentarias, así como la robustez de las mandíbulas y los músculos maséteros que impulsan y facilitan el movimiento de las fauces. La fórmula dentaria de los canes adultos está compuesta por 42 piezas, distribuidas de la siguiente forma: Maxilar: con seis incisivos, dos caninos, ocho premolares y cuatro molares, dispuestos de forma simétrica. Mandíbula: Seis incisivos, dos caninos, ocho premolares y seis molares (dos más que en el maxilar).

Casi todas las razas caninas poseen o deben poseer un ajuste perfecto de los caninos, de forma tal que la boca cierre de forma hermética. Este tipo de dentadura se llama de "cierre de tijera". Algunos tipos pueden tener como características específicas y no defectuosas el avance o retroceso de la mandíbula superior o inferior. En el bóxer concretamente se considera el prognatismo o avance de la mandíbula inferior, una característica racial que, por otra parte, faculta a estos animales para la mordedura progresiva o de "presa", que hace que, sin soltar bocado, el perro vaya ganando terreno sobre la superficie o volumen de la presa atrapada.

Los perros cambian de dentadura juvenil, llamada "de leche", compuesta por menos piezas, entre los tres o seis meses de edad, presentando, generalmente, todas las piezas a los siete u ocho meses.

Los cachorros tienen 28 dientes temporarios, 14 en el maxilar superior y 14 en el inferior. Estos dientes caducos hacen erupción aproximadamente a las tres a cuatro semanas de edad. Los cachorros deben perder los "dientes de leche" antes de ser reemplazado por los dientes permanentes, éstos empiezan a surgir aproximadamente a los 4 meses de edad. Los perros tienen 42 dientes permanentes.

La edad aproximada de los perros puede intuirse por el estado de desgaste de los diferentes dientes, pero también deben tenerse en cuenta otras características fisiológicas y morfológicas, que todas juntas pueden determinar de forma más o menos cierta los años con que cuenta el perro.

Los caninos (colmillos) son cónicos, robustos y afilados, propios para la "sujeción", los premolares cortantes, así como los molares, provistos de corona trituradora, deben conservarse en el mejor estado posible, libre de sarro porque la acumulación del mismo produce la aparición de halitosis y, por supuesto, exentos de caries.

Las caries no son muy frecuentes en perros y gatos. Tanto los animales domésticos, como los humanos, pueden tener caries, sin embargo, son relativamente raras en los animales porque, generalmente, no tienen dietas ricas en azúcares. Los Médicos Veterinarios especialistas en odontología han notado un aumento considerable en la incidencia de caries en los perros y gatos, debido al obsequio de dulces.

Para evitar las caries hay que alimentarlos con una dieta adecuada para ellos y darles solamente golosinas elaboradas para perros y gatos.

Higiene de la dentadura canina:

 

El mantenimiento de la blancura, salud y dureza de los dientes de los perros podría, en la mayoría de los casos, efectuarse de manera natural, ofreciendo a nuestros animales una alimentación correcta, tanto en textura como en composición alimenticia. El pan muy duro, los huesos porosos y otros principios comestibles son idóneos para este fin, pero en casos especiales o razas particulares, deben "limpiarse" los dientes del animal con cepillo (puede ser embebido en jugo de carne para que sea más agradable) y agua diariamente, tras las comidas e incluso periódicamente deberá retirarse el "sarro" acumulado, sencilla operación que siempre debe ejecutar el Médico Veterinario.

La pérdida de dibujo de los incisivos, el redondeado y melladura de los caninos o "colmillos" y otras deficiencias lógicas de la dentadura son frecuente e irremisiblemente producidas por la edad. Es relativamente común en ejemplares longevos la pérdida paulatina de las piezas dentarias, por lo que se recurre a las dietas blandas o purés hasta el final de la vida del animal.

Otra de las alteraciones más frecuentes en los dientes de los perros es la fractura o desgaste prematuro de las piezas, producido por la costumbre de morder piedras u objetos metálicos.

 

Aconsejamos revisar periódicamente la dentadura de su mascota para estar atento ante cualquier alteración en las piezas dentales o en la boca de su perro, ya que las infecciones no tratadas constituyen un foco de bacterias las cuales podrían alcanzar otros órganos con consecuencias graves. Lo más importante es la prevención.

Topics: Perros, Salud